Da Volvoreta > Artículos > Morfología > Entendiendo los Estándares de Razas de Perros

Entendiendo los Estándares de Razas de Perros

El Trígamo Signaléptico de Baron y otras Clasificaciones Morfológicas

La lectura de un estándar de raza puede resultar engorrosa si no se está familiarizado con algunos términos de uso común empleados para clasificar las características morfológicas de los perros y otros animales. Como ejemplo, veamos algunos adjetivos utilizados repetidamente para definir razas españolas.

El perro de aguas español es eumétrico, dolicocéfalo, de proporciones sublongilíneas y perfil rectilíneo.

El mastín español es un perro hipermétrico, de proporciones sublongilíneas, con un cráneo de perfil subconvexo.

El galgo español es eumétrico, subconvexo, sublongilíneo y dolicocéfalo.

El perro de pastor catalán es de estructura mediolínea, bien conformado, tamaño mediano y hermoso pelo.

El carea castellano manchego tiene un cráneo subconvexo en su conjunto, aunque más bien plano en la zona superior.

El carea leonés es de tamaño mediano, eumétrico y sublongilíneo (…) perfil craneal subconvexo (..) de líneas cráneo faciales claramente divergentes.

El xarnego o podenco valenciano presenta un tipo lupoide, asociado a los cánidos salvajes, cabeza cónica y orejas erguidas, tamaño mediano, sublongilíneo, armónico (…) la raza presenta tres variedades fanerópticas (…) perfil facial subconvexo.

El podenco orito español es de perfil subconvexo (…) cabeza mediana y proporcionada de perfil subconvexo.

El lobito herreño es de apariencia canino lupoide, de tipo medio, perfil recto y apariencia primitiva y lobuna.

El conocimiento de todos estos términos ayuda a interpretar correctamente los estándares raciales.

Trígamo Signaléptico de Baron

Las razas de animales se pueden definir por un conjunto de caracteres morfológicos. El autor francés Baron propuso una clasificación basada en coordenadas étnicas denominadas: plástica, faneróptica y energética. La plástica engloba las variaciones de caracteres corporales y es el llamado trígamo signaléptico de Baron que estudia la morfología de cada raza en función del perfil, del peso y de las proporciones del animal. Explicado de una forma mucho más sencilla diríamos que podemos describir características morfológicas de una raza de perros en función de la silueta de su perfil, su peso y proporciones.

Tipos de Perfil: se pueden clasificar en función de la silueta del animal y de su perfil fronto-nasal (aloidisimo: forma de la silueta de los individuos con sus prominencias y hundimientos), obteniéndose 3 tipos de perfiles: rectilíneo, concavilíneo y convexilíneo. Para los dos últimos – el que no es intermedio – se utilizan opcionalmente los prefijos ultra- y sub- para hacer referencia a una subdivisión más, de forma que nos quedarían los siguientes adjetivos para describir el perfil de un perro:

  • Concavilíneo:
    • Ultraconcavilíneo: casi nunca se emplea este término, su uso está destinado a especificar que las formas cóncavas se han llevado al extremo. Si hay alguna raza que se podría clasificar como ultraconcavilínea sería el bulldog inglés.
    • Concavilíneo: el dogo de burdeos se define en su aspecto general como un típico moloso braquicefálico de líneas cóncavas, raza para la que bastará observar su perfil con detenimiento para apreciar claramente esta característica.
    • Subconcavilíneo: el empleo de este adjetivo es poco frecuente, no se encuentra en ningún estándar actual. Para poner un ejemplo podríamos centrarnos en el cao da serra de aires cuyo hocico (caña nasal) dice el estándar que es recto, o ligeramente cóncavo, lo que – por estar a media distancia o cubriendo los dos rangos - podríamos identificar como subconcavilíneo.
  • Rectilíneo: en nuestra raza, el schnauzer, encontramos un ejemplo de perro rectilíneo. La caña nasal del schnauzer es recta, la frente es plana, la espalda es firme descendiendo levemente desde la cruz hacia atrás, sin hundirse ni arquearse.
  • Convexilíneo:
    • Subconvexilíneo: en el podenco orito español leemos que es un perro de perfil subconvexo, de lo que entendemos una convexidad que no llega a ser claramente marcada.
    • Convexilíneo: el cráneo del sabueso español tiene un perfil convexo.
    • Ultraconvexilíneo: no veremos utilizado este término para referirnos al perfil general de un perro, e incluso tampoco para la cabeza en su hocico o región craneal, y ni en la parte posterior del cuello, pero sí se pueden encontrar referencias implícitas para especificar algunas faltas. Por ejemplo, en el spaniel picardo el estándar define la caña nasal con una ligera convexidad en su parte media, pero en la sección de faltas se especifica claramente una caña nasal muy convexa, lo que entenderíamos como ultraconvexilínea.

Tipos por peso: si consideramos que en todas las especies tiene que haber un peso medio, habrá desviaciones hacia arriba que superen ese peso y desviaciones hacia abajo que no lo alcancen. Para referirse al peso medio se utiliza el término eumetría, hipermetría si se supera, y elipometría si el peso es inferior a la media. Las referencias que se emplean en los estándares para definir una raza de perros, incluyendo la formación de términos con los subfijos –ultra y –sub es la siguiente:

  • Hipermétricos:
    • Ultrahipermétrico: sin referencias directas a este término en ningún estándar de perros oficial de la FCI. Podemos utilizarlo para referirnos a pesos por encima de los llamados hipermétricos como es el caso del mastín español, en el que no existe límite de talla siendo conveniente que los machos rebasen los 80 cm, en aquellos casos en los que lo superen holgadamente con una talla que conlleve un peso por encima de la media de la propia raza diremos que estamos ante un perro ultrahipermétrico, que se encuentran incluso por encima de la media de los ejemplares de talla grande.
    • Hipermétricos: el mastín del pirineo es un perro de gran alzada, hipermétrico y de proporciones medianas. Es una raza en la que tanto machos como hembras suelen superar los 70 kg. con facilidad.
    • Subhipermétricos: perros que presentan un peso superior a la media sin llegar a ser considerados de los más grandes. El estándar del perro de pastor mallorquín (ca de bestiar) cuyo peso ideal para un macho se establece en 41 kilogramos señala que es un perro subhipermétrico.
  • Eumétricos: se refiere a los perros con un peso medio. En muchos estándares de raza se utiliza este término para describir estas característica. Por ejemplo, en el perro de aguas español cuyo peso se mueve alrededor de los 18 kilogramos se utiliza eumétrico en su definición de aspecto general, especificando que se refiere a tamaño medio, empleándose también para describir al galgo y sabueso español o al perdiguero de burgos. El schnauzer mediano también lo consideramos eumétrico.
  • Elipométricos:
    • Subelipométricos: en el mundo del perro no hay referencias a este tipo, aunque sí es relativamente frecuente para referirse a algunas razas de ganado bovino y caprino. Sin existir un rango exacto de pesos para estas clasificaciones podríamos pensar, en función de los pesos de eumetría y elipometría, en perros que estén en rangos entre 12 y 18 kg para catalogarlos como subelipométricos.
    • Elipométricos: el ratonero valenciano se define en su estándar como de talla pequeña, elipométrico y subbrevilíneo. El estándar marca un peso entre 4 y 8 kg.
    • Ultraelipométricos: encontramos esta denominación únicamente en el prototipo racial del ratonero mallorquín, cuyo peso puede estar entre los 3 y 5 kg. Los chihuahuas de pesos más bajos constituyen los mejores ejemplos para este adjetivo. No existe rango de pesos para esta clasificación pero los que no superen los 3 – 4 kg podemos considerarlos ejemplares por debajo del peso de una supuesta media elipométrica.

Tipos por proporciones: dependiendo de la estructura del perro y la longitud relativa de los huesos volvemos a definir tres nuevos términos: brevilíneo, mediolíneo y longilíneo. Para los dos extremos se vuelve a admitir el añadido de los prefijos ultra y sub. Tenemos las siguientes palabras para clasificar a las razas de perros en función de la estructura y proporciones de sus huesos:

  • Brevilíneos: perros en los que destacan los huesos y estructuras cortas.
    • Ultrabrevilíneos: el ejemplo de un perro con estas características llevadas al extremo es el bulldog inglés.
    • Brevilíneos: anchos, gruesos, comprimidos, más largo que alto, normalmente son razas también concavilíneas y braquicefálicas.
    • Subbrevilíneos: para hacer referencia a aquellos ejemplares o razas con tendencia brevilínea pero sin acabar de alejarse de lo mediolíneo. No se suele utilizar en terminología canina, queda más como un término teórico que solo encontramos en alguna ocasión refiriéndose a toros de lidia.
  • Mediolíneos: aunque no se emplea para la medida intermedia los prefijos sub- y ultra-, en el estándar del podenco portugués encontramos, refiriéndose a las proporciones importantes para el podenco de talla grande y media, el uso de "sub mediolíneo". Entendemos que esto no es correcto porque sin hacernos la imagen ideal de la raza no sabríamos si se está refiriendo a que se acerca más a brevilíneo o a longilíneo.
  • Longilíneos: en este grupo consideramos a los perros en los que predomina la longitud sobre la anchura. Presentan huesos alargados y formas esbeltas. Para hacerse la idea de un perro longilíneo basta pensar en los miembros de un lebrel. Puede aplicarse al conjunto del perro y su estructura (perro de aguas español), o unicamente al largo del cuerpo (maneto) o a los huesos (galgo). Análogamente a casos anteriores se puede utilizar una subdivisión:
    • Sublongilíneos: a medio camino entre mediolíneo y huesos alargados. El perro de aguas y el rafeiro de alentejo mencionan en sus estándares proporciones sublongilíneas refiriéndose a que la estructura del cuerpo es ligeramente más alargada que la altura a la cruz.
    • Longilíneos: destaca el largo de los huesos sobre el ancho. Este adjetivo se utiliza comúnmente en los galgos para referirse al largo de sus extremedidades.
    • Ultralongilíneos: encontramos una mención de este término en el estándar del maneto refiriéndose a su aparencia general como un perro ultralongilíneo; al contrario que en los lebreles se está aplicando a la longitud del cuerpo en relación con unas extremidades cortas.

Razas según la Morfología de la Cabeza

Clasificación de las razas caninas basada en la morfología de la cabeza.

  • Lupoides: perros con cabezas que presentan similitudes con el lobo. Orejas de inserción alta que en algunas razas se llevan erguidas y la cabeza con una forma triangular. Destaca la longitud del hocico en relación a la cabeza y la depresión nasofrontal no está marcada. Las razas más representativas de este grupo las encontramos en el pastor alemán, siberian husky, doberman, etc.
  • Bracoides: perros que presentan cabezas con forma de prisma y hocicos rectangulares que se unen al cráneo en un marcado stop, las orejas caídas. El labio superior sobrepasa el maxilar inferior. Ejemplos de razas en este grupo serían el beagle, labrador retriever, dálmata, pointer, etc.
  • Molosoides: perros macizos mayoritariamente de gran envergadura, con cabeza redonda o cuadrada y de hocico en muchos casos corto, orejas pequeñas y caídas, stop muy pronunciado con labios largos y gruesos. Las razas que se encuadran típicamente en este grupo son el dogo alemán, san bernardo, el dogo de burdeos, mastín español, bulldog inglés, etc.
  • Graioides: perros morfológicamente constituidos para la velocidad. La imagen la tenemos en cualquier tipo de galgo: cabeza larga y fina, con una depresión naso-frontal nada marcada y las orejas orientadas hacia atrás. Las razas típicas bajo esta clasificación serían el galgo español, el galfo afgano, borzoi, azawakh, saluki, lebrel polaco, pequeño lebrel italiano, etc.

Clasificación basada en la Estructura Craneal

  • Dolicocéfalos: cabezas largas en las que predomina su longitud sobre la anchura.
  • Braquicéfalos: cabezas cortas donde el ancho destaca más que el largo. Los llamados perros de cara chata: el bulldog inglés, carlino, bulldog francés, griffon de bruselas, afferpinscher, dogo de burdeos o bullmastiff son algunos ejemplos.
  • Mesocéfalos: los que tienen una proporción intermedia entre los dos anteriores, un ejemplo sería el schnauzer.

Enlaces consultados:

Fenotipo de Raza del Toro de Lidia: www.cetnotorolidia.es

Introducción a la Producción Animal. Clasificación de Baron: ipafcv.files.wordpress.com

Estándares de raza de la FCI y de razas españolas en la RSCE: www.fci.be y www.rsce.es.